Saltar al contenido
IBS food solutions

Gran variedad de Harinas Sin Gluten – BIO

Todos nuestros productos son elaborados de forma tradicional mediante un proceso de transformación ECOLÓGICA y una elaboración enfocada a mayoristas y distribuidores. Nuestras harinas especializadas pueden ser convencionales o de producción ecológica certificada y Garantizamos la realización de controles analíticos para control de calidad y la ausencia de gluten.

Harina de Arroz

Harina de arroz

Las personas que padecen intolerancia al gluten encuentran en la harina de arroz un sustituto de otras harinas que no pueden consumir los celíacos, aunque siempre será recomendable consultar con el fabricante, si no se especifica en el paquete, que en el proceso de elaboración no pueda sufrir ningún tipo de contaminación por otro cereal con gluten.

Hace ya un año conocíamos la noticia del desarrollo del pan elaborado con harina de arroz por un grupo de investigadores del Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos de Valencia, no hemos tenido más noticias, pero aseguraban que este nuevo pan creado especialmente para los celíacos, ofrecía características muy similares al pan tradicional, miga esponjosa y elástica y corteza crujiente.

Harina de Garbanzo

Harina de Garbanzos

Una de las principales propiedades de la harina de garbanzo es que es una harina que no tiene nada de gluten. La harina de garbanzo se utiliza muy a menudo como un sustituto de la harina de trigo para cocinar panes o empanadas, dándole además un toque aromático y un sabor propio que resulta delicioso. Para los vegetarianos la harinade garbanzos es un sustituto bastante cercano del huevo. Simplemente mezclando la harina de garbanzo con agua o cerveza se obtiene una consistencia y jugosidad similar que permite cocinar tortillas con los mismos ingredientes que las tortillas normales. Esta función también la cumplen las harinas que se venden especializadas para hacer rebozados y la harina utilizada en Japón para freír tempura.

Harina de Maiz

Harina de Maíz

Se trata de una harina que no contiene gluten por lo que puede ser consumida por los celíacos. Sin embargo, este hecho hace que no se puedan confeccionar panes exclusivamente con ella dado que la ausencia de gluten impide que el pan tenga una consistencia y elasticidad adecuada. Para ello, las tortillas de maíz o panes con maíz suelen llevar siempre otra harina, normalmente de trigo. Sin embargo, es una harina que en presencia de líquido abundante y cocinada adecuadamente da lugar a una pasta muy apreciada en cocina, como puede ser el caso de la polenta italiana o los tamales mexicanos. La harina de maíz también se usa como harina secundaria en rebozos o en masas de pan o tortillas por su sabor característico que gusta mucho.

Harina de trigo Sarraceno

Harina de Sarraceno / alforfin

Las múltiples propiedades y beneficios del Trigo Sarraceno, son ampliamente conocidos, no tanto así su historia y la importancia de este en la alimentación de un pueblo, el Bretón durante trescientos años. Es un pseudocereal, no es una planta gramínea, pertenece a la familia de las polygonáceas como el ruibarbo. A causa del color oscuro se le llamó Sarraceno. Su siembra se realiza entre Mayo y Junio, la flor sale a finales de Julio, el grano a final de Agosto, su recogida entre Septiembre y Octubre. Por eso uno de sus nombres es la planta de los cien días. Su ciclo de vida se encuentra regulado por la lluvia y el sol.

Harina de Quinoa

Harina de Quinoa

La quinoa no es más que una semilla, pero con características únicas al poder consumirse como un cereal, por eso, la llamamos también pseudocereal. Como tal, la quinoa provee la mayor parte de sus calorías en forma de hidratos complejos, pero también aporta cerca de 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos y ofrece alrededor de 6 gramos de grasas en igual cantidad de alimento. Si comparamos la quinoa con la mayor parte de los cereales, ésta contiene muchas más proteínas y grasas, aunque éstas últimas son en su mayoría insaturadas, destacándose la presencia de ácidos omega 6 y omega 3. Respecto al aporte calórico, la quinoa es semejante o levemente superior a un cereal, pues contiene menor cantidad de hidratos.

Harina de Amaranto

Harina de Amaranto

Los beneficios nutricionales del amaranto son muy importantes tanto que ha llegado a ser alimento de astronautas. Su proteína es superior a la de otros cereales. Su valor nutricional sería superior al de la leche de vaca. El que el amaranto haya sido tan importante en la dieta de los Aztecas y otras civilizaciones del Nuevo Mundo, hace que el estudio de este cultivo sea algo extraordinario y prometedor. No obstante, es uno más de los muchos cultivos alimenticios subutilizados en América Central y del Sur.

h

Harina de Lenteja

Harina de Lentejas

Al tratarse de la molienda de la lenteja, combina las propiedades de grano de lenteja, agregándole las posibilidades culinarias de la harina. Sobre la lenteja en sí, es un alimento con una alta concentración de nutrientes. Los hidratos de carbono son los más abundantes y están formados fundamentalmente por almidón. Sus proteínas vegetales, aunque en buena cantidad, son incompletas, puesto que son deficitarias en metionina (aminoácido esencial). No obstante, si se combinan las lentejas con cereales como el arroz, alimentos ricos en dicho aminoácido, se convierten en proteínas de alto valor biológico, equiparable a las que aportan los alimentos de origen animal. El contenido en lípidos es muy bajo. El aporte de fibra, aunque importante, es también inferior al de otras leguminosas. Adenmás, las leguminosas son ricas en proteínas, nutriente que contiene moléculas de nitrógeno en su composición. A menudo se plantan legumbres con el fin de reponer el nitrógeno del suelo.

Harina de Mijo (teff)

Harina de Mijo

La harina de mijo es una alternativa importante y saludable para el trigo. Para las personas que son alérgicas al gluten o están evitando éste como parte de una dieta, la harina de mijo está naturalmente libre de esta proteína. El mijo en polvo también se mezcla con harina de trigo o de arroz para reducir las cantidades de gluten; estos métodos se utilizan para aquellos que evitan esta proteína en dosis altas aunque no son alérgicos a esta sustancia. La harina de mijo se utiliza comúnmente en la cocción. Históricamente, en especial en las zonas donde el trigo no es tan común, se utilizaba para hacer varios tipos de pan, magdalenas y otros tipos de productos horneados. El Hunzu, una tribu indígena de la India, utiliza la harina de mijo para hornear chapati, un pan integral plano. El roti, un pastel chato de la India, es la base de muchas comidas tradicionales. En Vietnam, la harina de mijo se utiliza para hacer un fermentado, una bebida alcohólica llamada bacha.