Saltar al contenido
IBS food solutions

FIBRA DE BAMBU

Vitacel® BAF – Fibra de Bambú

¿Qué es?

Es una fibra vegetal, con alta capacidad de retención de agua. Su contenido en fibra es muy elevado: 97%, básicamente fibra insoluble; es una fibra no fermentable, por lo que no aporta prácticamente calorías (Cumple con la definición de fibra de la directiva 2008/100/CE, por la que hay que computar 2 kcal/g de fibra).

Su composición es básicamente celulosa y hemicelulosa, con altísima capacidad de absorción y retención de agua por capilaridad, en cualquier condición de pH, temperatura, etc.. Se obtiene a partir de la planta asiática del Bambú: Dendrocalamus asper, que está excluido de la normativa Novel Food.

¿Cómo se declara?

El etiquetado es completamente limpio, ya que no tiene número E, y recomendamos la declaración “Fibra de Bambú”. No contiene gluten, por lo que se puede usar en productos para celíacos.

Según el reglamento 1924/2006 sobre información al consumidor, las siguientes declaraciones son posibles:

  • o   Fuente de fibra: 3% de fibra en el producto terminado.
  • o   Alto contenido en fibra: 6% de fibra en el producto terminado.

Propiedades

La fibra es un nutriente imprescindible de la dieta. La fibra blanca de Bambú, con un contenido del 97%, permite aumentar el contenido en el producto terminado sin alterar las principales características originales. Alta capacidad de absorción y retención de agua. Alta estabilidad mecánica.

Uso

Nutricional, para enriquecer en fibra y reducir calorías. Su aporte calórico es prácticamente nulo. El consumo de fibra en la dieta, según los consejos nutricionales más aceptados, debería ser de aproximadamente 30 g/día/persona. Se utiliza para aumentar el contenido de agua en productos de panificación, bollería, cárnicos, etc.. Ayuda a mantener el producto hidratado durante su vida útil.

Aporta estabilidad mecánica a la mayoría de productos: reducción de roturas en galletas y panificación seca (picos, pan tostado, biscote, rosquilleta, etc). Mejora la capacidad de corte en pan de molde y bollería salada.

Aplicación

El producto tiene formato de polvo blanco homogéneo y se dosifica fácilmente con el resto de sólidos.
Dosis: La dosis habitual es del 1-2% sobre el total de harinas y almidones en panificación, y del 1-1,5% en el resto de aplicaciones. Es imprescindible compensar la reología de la masa, añadiendo agua, x2 – x4 respecto a la fibra. Para usos nutricionales, usar la cantidad necesaria hasta llegar al contenido deseado.

Alérgenos

No contiene ningún alérgeno.